Go to Top

LA CRISIS ECONÓMICA PONE EN PELIGRO LA SEGURIDAD CONTRA INCENDIOS

(Nota de Tecnifuego-AESPI)
LA CRISIS ECONÓMICA PONE EN PELIGRO LA SEGURIDAD CONTRA INCENDIOS
La Asociación Española de Sociedades de Protección Contra Incendios, TECNIFUEGOAESPI,
alerta sobre la instalación y uso de equipos de detección de incendios que no
cumplen con la legislación vigente y por tanto no son aptos como sistemas de seguridad.
Desde el pasado 1 de julio, que entró en vigor el Reglamento Europeo de Productos para la
Construcción (RPC), los productos de seguridad en los edificios, y en concreto los detectores
de incendios, deben disponer del marcado CE, certificado que garantiza que los equipos
cumplen con los requisitos de calidad, eficacia y fiabilidad para asegurar la correcta
detección de un incendio en un espacio determinado.
Los sistemas de seguridad contra incendios, como son los detectores, no entran en acción
hasta que no se da una situación de incendio (aunque sea incipiente) y la única forma que
garantiza su funcionalidad es que se sometan a diferentes pruebas, tanto de durabilidad
como de eficacia, en un laboratorio autorizado de ensayo del fuego, que expedirá el
certificado de conformidad correspondiente, y que forma parte indispensable del marcado CE
para este tipo de productos.
Sin embargo, TECNIFUEGO-AESPI advierte que debido a la situación económica actual se
está produciendo en el sector una competencia desleal que pone en peligro la seguridad de
los usuarios en caso de incendio. El hecho es que algunos distribuidores e instaladores están
realizando obras usando equipos de detectores por aspiración que no cumplen con los
requisitos mínimos de calidad que señala la ley. Son equipos que no han pasado por las
pruebas de laboratorio obligatorias que certifican que el equipo cumple los requerimientos
necesarios que exige el marcado CE.
Así, está aumentando el número de instalaciones de protección contra incendios a coste
inexplicablemente bajos, lo que se denomina “dumping en mercado interno”, es decir, vender
a pérdida, una práctica que infringe la Ley. También se dan casos de vulgar engaño: hacer
creer al cliente que se ha instalado un sistema de seguridad contra incendios con
determinadas características que no son reales, con el riesgo que supone para el usuario
creerse protegido frente a un incendio sin estarlo.
Por ello, desde TECNIFUEGO-AESPI se informa al mercado que esté alerta ante esta
situación y solicita a las autoridades competentes que pongan en marcha programas de
inspección y control del mercado que detecte estas malas prácticas que ponen en peligro la
seguridad contra incendios de personas y bienes.

Escribe un comentario